Oliver Nabani

Todo es fácil si se explica de forma simple

El filtro de extrema belleza de TikTok

Si eres usuario de TikTok, seguramente habrás visto el filtro de belleza extrema que está causando furor en la red social. Se trata de un efecto que transforma radicalmente el rostro de quien lo usa, haciéndolo más simétrico, suave y perfecto. Algunos lo comparan con una cirugía plástica virtual, otros con una versión mejorada de sí mismos.

Pero ¿qué hay detrás de este filtro tan popular? ¿Es solo una forma de divertirse o puede tener efectos negativos en la autoestima y la percepción de la belleza?

¿Qué es el filtro de extrema belleza extrema?

El filtro de extrema belleza extrema es uno de los muchos efectos que ofrece TikTok para modificar el aspecto físico de los usuarios. Se encuentra en la sección de «Efectos» y se llama «Extreme Beauty». Al activarlo, se aplica un algoritmo que detecta los rasgos faciales y los modifica según unos parámetros preestablecidos.

El resultado es un rostro más armonioso, con los ojos más grandes y claros, la nariz más pequeña y recta, los labios más gruesos y rosados, las cejas más definidas y levantadas, las pestañas más largas y rizadas, los pómulos más marcados y el mentón más afilado. Además, se elimina cualquier imperfección como granitos o arrugas y se aplica un tono uniforme y luminoso a la piel.

Muchos usuarios quedan sorprendidos al ver cómo cambia su imagen con este filtro y lo comparten en sus videos con expresiones como «wow», «omg» o «no puedo creerlo». Algunos incluso dicen que les gustaría verse así en la vida real o que quieren operarse para conseguir ese aspecto.

¿Qué consecuencias puede tener el uso del filtro de extrema belleza extrema?

El uso del filtro de extrema belleza extrema puede tener consecuencias positivas o negativas dependiendo del contexto y la frecuencia con que se utilice. Por un lado, puede ser una forma divertida y creativa de experimentar con diferentes looks o jugar con la identidad. También puede servir para aumentar la confianza o el humor en momentos puntuales.

Sin embargo, también puede generar una distorsión de la realidad y una insatisfacción con el propio cuerpo. Al ver constantemente una imagen idealizada e irreal de uno mismo o de los demás, se puede perder el sentido crítico y caer en comparaciones injustas o expectativas irreales. Esto puede afectar negativamente a la autoestima, la salud mental e incluso provocar trastornos como dismorfia corporal o ansiedad social.

Además, el uso del filtro de extrema belleza extrema puede contribuir a perpetuar unos estándares de belleza homogéneos e inalcanzables que excluyen la diversidad y la naturalidad. Al imponer unos rasgos comunes a todos los usuarios sin importar su edad, género o etnia se borra parte de su identidad y personalidad.

Por eso es importante usar este tipo de filtros con moderación y conciencia crítica. No hay nada malo en querer mejorar nuestro aspecto físico siempre que sea por nosotros mismos y no por presiones externas o internas. Pero tampoco debemos olvidar que nuestra verdadera belleza está en nuestra esencia única e irrepetible.


Fuentes:


Escanea el QR

QR Code


Categorías