La Paradoja de Fermi #S02E10

https://youtu.be/fhCrQWzNGjg
¿Qué dice la paradoja de Fermi? ¿Debería haber extraterrestres?

En realidad todo parte de un problema de ingeniería

Enrico Fermi fue un físico italiano que participó en el proyecto Manhattan (la creación de la bomba atómica). Aunque no es la parte más conocida o difundida, lo más interesante del desarrollo de Fermi, es el sistema que ideó para hacer estimaciones.

En ingeniería, el concepto de estimación es la clave para avanzar rápidamente. Me explico: habitualmente, cuando se afronta un problema de ingeniería, al comenzar con él, hay una falta importante de información. Aun así, se busca comprobar si el proyecto que se va a llevar a cabo es viable o no.

Fermi ideó lo siguiente: cuando hacemos estimaciones, tomamos montones de hipótesis en la información de partida, que lógicamente tiene errores. La gracia es que como esos errores estimativos se van acumulando, rápidamente se ve si las estimaciones son correctas, o no, por el absurdo del resultado.

Ésto es lo que se conoce como el problema de Fermi.

El proyecto Manhattan

Estaba metido en temas de pilas y combustibles nucleares, pero llamó la atención una estimación que hizo: simplemente viendo cómo se desplazaban unos trozos de papel al detonar una bomba nuclear, estimó que la potencia de la bomba nuclear eran unos 10 kilotones. Posteriormente se demostró que fueron 20, lo que hace que la aproximación fuese buenísima, ya que a priori no se tenía ni idea de que potencia tendría, podrían ser 1kiloton o 500.

La paradoja de Fermi

Lo que se hizo popular es lo que pasó poco después: apareció la ecuación de Drake, que hacía una estimación de cuántas civilizaciones inteligentes debería haber en el universo. El caso es que haciendo unos cálculos aproximados y variando las estimaciones, al más puro estilo Fermi, la respuesta era clara, precisa y concisa: en cualquiera de las suposiciones, el número es tan brutalmente alto, que ya deberíamos haber sido visitados… y no ha sido así.

Así que Fermi ante esta cuestión desarrolló lo que se conoce como la Paradoja de Fermi. Lo que viene a decir es que: Ya que por probabilidades o estimaciones, sabemos que la vida inteligente debería ser algo común, y paradójicamente no lo hemos podido demostrar, debe haber un elemento detonante.

Para Fermi, dado que estaba involucrado en el proyecto Manhattan, la solución era clara: las civilizaciones llegados a cierto punto adquieren capacidad tecnológica para autodestruirse, lo que reduce al mínimo la posibilidad de que estas civilizaciones perduren.

Soluciones a la Paradoja

Como digo, Fermi propuso su propia solución a la paradoja: cuando llegamos a cierto nivel: ¡Boom! nosotros mismos nos quitamos de en medio. Pero como podéis imaginar hay más soluciones:

  • Que la vida sea más rara de lo que pensamos
  • Que no seamos capaces de oirlos
  • Que las distancias sean mucho mayores de lo que estimamos
  • Que las extinciones periódicas sean la clave
  • Que no quieran comunicarse
  • Que les de miedo comunicarse
  • Que llegado a un punto sea mejor esconderse
  • Que inteligente y tecnología no vaya de la mano

Quizás hay una que no es tan general y que parece ir muy bien encaminada: Que los recursos disponibles no sean suficientes para un desarrollo exponencial.

Mi solución

Creo que estamos buscando en el lugar equivocado.

Si la tecnología sigue por el camino esperado, como he planteado en muchos vídeos, nuestra evolución será algo parecido a una IA. De hecho tendría sentido, que si quisiéramos como especie ponernos a su altura, tendríamos que mejorarnos físicamente para poder hacerlo.

Si recordáis en el capítulo de los Universos Virtuales hablábamos de la posibilidad de acabar de alguna forma viviendo dentro de ellos. Y si lo pensáis tiene mucho sentido.

Nuestra anatomía es tremendamente delicada, imposible para cosas como un viaje espacial. Pero no parece tan complicado que el viaje lo haga un ordenador. Pensadlo: a marte, antes que un humano, ha llegado un ordenador. ¿Y si nosotros fuésemos ese ordenador?. Es mucho más fácil proteger un ordenador contra el universo, que un planeta entero. Si en un mundo virtual, podríamos hacer lo que quisiéramos, que sentido tendría quedarnos en este con sus penurias.

Lógicamente seríamos muy difícilmente localizables. No es lo mismo buscar algo como un planeta, que buscar algo como ¿una nave?