CRISPR-CAS9 #Reeditado

El sistema CRISPR-CAS9, es la gran esperanza de la medicina para conseguir hacer cambios en el ADN. ¿Cómo funciona?

¿De qué va esto del CRISPR y la CAS9?

Básicamente es una herramienta recién descubierta para poder, entre otras muchísimas cosas, poder modificar el ADN de un ser vivo, durante su vida y de una forma absolutamente precisa, rápida y barata. Es algo, que hasta no hace más de un par de años era simplemente ciencia ficción.

¿Qué es el ADN?

ADN, son las siglas de Ácido Desoxirribonucleico. Como digo muchas veces, decir esto y no decir nada, es más o menos lo mismo. Es una simple definición. A mí me gusta ver el ADN desde una perspectiva un poco distinta la perspectiva médica tradicional. Para mí, el ADN no es nada más (ni nada menos) que un ordenador químico.

Cada célula tiene un comportamiento distinto, y este es definido por la que podríamos considerar la parte decisora de la célula: el ADN. El ADN es una molécula, es decir, un montón de átomos que tienen dos funciones:

La primera: guardar información. El ADN tiene las instrucciones necesarias para “montar” a un ser humano completo. Desde qué forma debe tener un pie, a cómo debe funcionar el hígado. Es una descripción absolutamente precisa de cómo funcionamos y somos.

La segunda: en función de lo que le va sucediendo a la célula, va ejecutando operaciones, como dar orden de duplicarse, eliminar a un bicho o generar energía. Y esto… es un ordenador. Es una definición extremadamente precisa. Y como es un ordenador, me interesa.

Una bonita Historia.

El caso es que hace unos 25 o 30 años se empezó a poder leer el ADN. Lógicamente, como si estuviese en otro idioma. Se pudo hacer una secuenciación es que el equivalente a leer los ceros y unos de un disco duro. Pero una vez sacada esta información toca entender el código. Y ya os adelanto que a día de hoy no se ha conseguido. El caso es que cuando tú quieres entender algo así, haces dos cosas: buscar el caso más sencillo, y buscar patrones que se repiten. Así que se empezó secuenciando el ADN de bacterias, porque son los seres vivos más simples del planeta. Tras algún tiempo, se encontraron muchos patrones, se descifraron muchas partes del código, y una en particular llamó la atención: había unas secuencias de palíndromos.

Además, se dieron cuenta que estos palíndromos se repetían a distancias iguales dentro del ADN. Y para colmo al revisar que había en esos huecos, comparando, vieron que había trozos de ADN de distintos tipos de virus.

Un inciso: ¿qué es exactamente un virus?

A mí me gusta decir, que los virus son los hackers de la naturaleza. Digamos que un virus es un organismo muy pequeño, mucho. Tanto que no se está de acuerdo si considerarlo vivo o no. Y que solo tiene una misión: reproducirse y perpetuarse en el tiempo. Lo ingenioso es cómo lo hace.

Si el organismo no está preparado contra este virus, cae en la trampa e incorpora este código al ADN. Y lógicamente ese código, lo que hace es hackear las funciones del organismo, para fabricar más virus. Normalmente hasta que el propio organismo revienta. Vamos, exactamente lo mismo que hace un virus de ordenador. Volviendo a nuestro tema. La gracia, es que los trozos de virus que se habían encontrado, no era el código malicioso, sino algo parecido a una foto del virus en cuestión. Y rápidamente se dieron cuenta de que en realidad estas secuencias CRISPR no eran más que un registro de todos los ataques víricos que la bacteria había recibido. Se pusieron a buscar en otras bacterias, y se dieron cuenta de que esto pasaba casi siempre.

La idea del millón de dólares

Hasta aquí digamos que no era más que una curiosidad, algo muy práctico, porque nos permitía conocer un poco más de cómo funciona el ADN. Pero la idea potente llegó hace unos 5 años. Y es: ¡ojo! Que lo interesante no es que haya un registro como tal. Lo interesante, es que tenemos delante de nuestras narices el mecanismo que nos permite escribir código en un punto concreto del ADN. Es más, esto podría no solo vale para bacterias, sino también para células. Dicho y hecho. Cuatro años después se demuestra que el sistema vale para las células vivas y además que hay un sistema, el CAS9 que nos permite hacerlo. Donde queramos. E inyectando el código que queramos. Y para colmo de forma absolutamente precisa, rápida y barata. Obviamente esto podría cambiarlo todo. Podríamos desde curar enfermedades que hasta ahora se nos resisten, a prevenir o incluso revertir el envejecimiento celular, a, en un caso extremo, poder diseñar un ser humano “a medida”

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/CRISPR https://www.addgene.org/crispr/guide/ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23287718 http://science.sciencemag.org/content/345/6204/1638.4.summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To create code blocks or other preformatted text, indent by four spaces:

    This will be displayed in a monospaced font. The first four 
    spaces will be stripped off, but all other whitespace
    will be preserved.
    
    Markdown is turned off in code blocks:
     [This is not a link](http://example.com)

To create not a block, but an inline code span, use backticks:

Here is some inline `code`.

For more help see http://daringfireball.net/projects/markdown/syntax